Consejos para llevar una dieta con éxito

¿Cuántas veces no has intentado llevar una dieta sana y a los pocos días la abandonas?

Estar en dieta saludable no es tan complicado como parece, la clave para realizar cambios y ver resultados positivos y duraderos es la planeación.

Crear buenos hábitos no debe requerir de tanto esfuerzo y por eso Nutrifitness te presenta unos consejos fáciles para seguir una dieta sana y saludable que te aportará grandes beneficios físicos y emocionales.

1.  Acuda al nutriólogo

No confíe en las dietas milagro, dietas que están en internet o revistas, estas dietas son restrictivas y pueden ser hasta peligrosas.

Una dieta saludable debe ser personalizada esto quiere decir que debe ser adecuada a las características físicas de cada persona, su nivel de actividad física, patologías, intolerancias y más aspectos.

El nutriólogo le dirá cual es su peso ideal y diseñara la dieta adecuada para lograr sus metas más rápido.

2. Planifique sus comidas

Tenga en mente lo que va a comer al día siguiente, si espera a que le dé hambre se verá tentado a consumir cualquier cosa que encuentre.

Incluso puede planear sus comidas por semana y así le será más fácil saber lo que necesita comprar en el super.

3. Pruebe nuevos alimentos

La variedad es la clave para cualquier dieta, no se aburra de lo mismo, puede hacer muchas combinaciones con proteína, verduras y grasa.

Atrévase a probar nuevos alimentos, existe una infinidad de verduras diferentes y le aseguro que ha probado muy pocas, combine mínimo 3 verduras de diferentes colores en cada comida.

Las verduras le aportarán fibra, vitaminas, minerales y principalmente agua estructural.

4. Beba agua y líquidos no calóricos.

Muchas veces se confunde el hambre con la deshidratación.

Debe beber agua natural a lo largo del día ya que es parte importante para estar saludable, además beber agua nos aportará grandes beneficios como evitar el estreñimiento, mantiene la piel humectada, lubrica las articulaciones y más.

Cuando sienta antojos tome un té natural hecho en casa, como té de manzanilla, té de canela, y nuestra receta favorita té de cúrcuma con jengibre que además le aportará grandes beneficios antiinflamatorios:

Hay muchísima variedad de tés y puede endulzarlos con stevia. Otra opción es tomar café negro endulzado con stevia.

5.- Elija las grasas antes que los carbohidratos

Las grasas de alta calidad le ayudan a sentirse lleno por mucho más tiempo.

Si tiene antojo de algo consuma 30 gr de aguacate o 30 gr de semillas altas en grasa como avellanas, almendras o nueces tostadas con aceite de coco.

O bien puede preparar su propia crema de avellana:

6. Manténgase ocupado

Mantenerse ocupado es una de las mejores recomendaciones ya que usted no estará pensando en comer, mantendrá su cabeza fuera de los alimentos.

Una vez que su cuerpo se acostumbre a comer solo las cantidades que debe dejará de sentir hambre muy seguido.

7. Mantenga al enemigo lejos

No tenga tentaciones en casa, si anteriormente compraba como parte de la despensa alimentos chatarra ya no lo haga más.

Es más fácil que abandone la dieta si tiene a la mano alimentos que no son parte de su plan de alimentación y no le benefician.

8. Piensa positivo

Una parte esencial para tener una salud completa es tener un correcto bienestar emocional.

Todos los pensamientos y sentimientos negativos serán un obstáculo que impidan realizar cualquier meta que desee.

Lleve a cabo también estos fáciles consejos que le ayudarán a lograr sus metas fácilmente.

La importancia de la flora intestinal

¡El intestino está repleto de bacterias!

La flora intestinal influye muchísimo en la salud

De un vistazo:

Puede parecerle extraño, pero es bueno que nuestro cuerpo esté repleto de bacterias buenas, ya que estos componen la flora intestinal o también llamada microbioma.v

¡Aunque usted no lo crea! Las bacterias benéficas realizan múltiples funciones que ayudan a nuestro cuerpo a estar sano física y mentalmente.

Conoce los aspectos que pueden dañar a las bacterias intestinales benéficas.

¡Así es! El cuerpo está repleto de bacterias inclusive te sorprenderá saber que 90% del material genético contenido en el cuerpo es de las bacterias que habitan en el intestino, las bacterias superan a las células en una proporción de 10 a una.

Las bacterias benéficas conforman nuestra flora intestinal y nos aportan grandes beneficios como:

  • Fortalecer el sistema inmune y combatir infecciones
  • Absorbe los nutrientes de los alimentos
  • Equilibra al sistema nervioso y sirve como fuente de neurotransmisores
  • Desintoxica al organismo de metales pesados y otras sustancias químicas
  • Suministra vitaminas
  • Ayudan al sistema inmune a distinguir patógenos (microbios que causan enfermedad)

En muchos sentidos la salud esta determinada por la flora intestinal, tanto la salud física y emocional, además de prevenir enfermedades crónicas.

Cuando los microbios intestinales abundan, trabajar sin cesar para promover la capacidad del organismo de sanarse a sí mismo.

¡El intestino es nuestro segundo cerebro!

Todos hemos experimentado una sensación extraña en el estómago cuando estamos nerviosos, estreñimiento o diarreas cuando estamos estresados o algo nos preocupa.

Pues la influencia es mutua los problemas intestinales también tienen impacto en la salud mental.

¿Cómo saber si tenemos deficiencia de bacterias intestinales buenas?

Los siguientes síntomas son signos para autoevaluar si nuestro microbioma no es ideal:

  • Gases y distensión abdominal
  • Insomnio
  • Antojos dulces
  • Estreñimiento o diarreas regulares
  • Fatiga
  • Náuseas
  • Dolores de cabeza
  • Infecciones frecuentes
  • Obesidad: Los estudios señalan que la gente tiende más a subir de peso cuando su flora intestinal no logra descomponer los alimentos de forma eficiente.

¿Cómo recuperar el equilibrio bacteriano?

Repoblar con frecuencia el intestino con bacterias benéficas puede ser crucial para prevenir casi todas las enfermedades, desde catarros, gripas e influenza, hasta trastornos autoinmunes, problemas psiquiátricos y cáncer.

Mejorar la salud del sistema digestivo es un proceso sencillo y no requiere de ningún esfuerzo basta con evitar azúcares y alimentos procesados.

Incluye en tu dieta alimentos fermentados preparados de forma convencional sin pasteurizar como las verduras ralladas y fermentadas y los lácteos como el yogurt natural hecho en casa.

Evita a toda costa las versiones pasteurizadas, pues éstas destruyen buena parte de los probióticos. Esto incluye la mayoría de los yogures “con probióticos” que se encuentran en las tiendas y supermercados. Además, contienen azúcares añadidos, jarabe de maíz alto en fructosa y colorantes o endulzantes artificiales, todo lo cual no hace más que dañar la salud.

Las verduras fermentadas son una excelente fuente de bacterias benéficas además de ser fáciles y económicas de preparar.