Verduras Fermentadas

Alimenta la flora intestinal

Preparación casera de verduras fermentadas

Además de ser exquisitos, los alimentos fermentados tienen la ventaja adicional de ser remedios potentes que se pueden hacer en casa con un mínimo de inversión y energía.
El simple acto de consumir más alimentos fermentados es la mejor estrategia para optimizar la salud digestiva. Las verduras fermentadas son una excelente fuente de bacteria benéfica.

Puede comer verduras fermentadas como guarnición y agregarlas a ensaladas. Son un excelente sustituto de vinagre, pues el ácido láctico de las verduras es muy parecido al ácido acético del vinagre.

La preparación es muy fácil y económica.

Verduras Fermentadas

  • Prep Time10 min
  • Cooking Method
    • Fermentación

Ingredientes

Para la mezcla:

  • 1 cabeza grande de col orgánica (verde o morada), picada sin el centro; reserva las hojas externas.
  • 2 verduras de raíz de tu elección (zanahoria, rábano o nabo).
  • peladas y picadas.
  • 1 habanero o jalapeño, desvenado y cortado en trozos grandes (opcional)
  • 1 diente de ajo pelado (opcional)
  • 2 cm de jengibre pelado
  • 2 tazas de jugo de apio fresco
  • 1 cucharada de sal del Himalaya
  • 1 capsula de probióticos (el polvo)

Necesitas:

  • 1-2 frascos de cristal limpios con capacidad de un litro
  • Mortero u otra herramienta para presionar las verduras dentro del frasco

Preparación

1

Revuelve las verduras preparadas y los demás ingredientes (ajo o jengibre) en un tazón grande.

Vierte el jugo de apio y el polvo de la capsula de probióticos sobre las verduras y revuélvelas para combinar los ingredientes. El jugo de apio nos aportará sodio y potasio.

2

Mete la mezcla de verduras lo más compacta posible en cada uno de los frascos y presiónala con el mortero para eliminar bolsas de aire. Tapa las verduras con una hoja de col, metiendo la orilla entre el cristal y las verduras.

Asegúrate de que las verduras queden completamente cubiertas del jugo de apio y que llegue hasta la parte más alta del frasco para evitar que quede la menor cantidad posible de aire.

3

Tapa los frascos sin cerrarlos del todo, pues los contenidos se expandirán
por los gases que produce la fermentación.

Deja los frascos reposar en un lugar tibio durante varios días, a una temperatura aproximada de 22º C.

En verano las verduras suelen estar listas al cabo de tres o cuatro días. En invierno pueden tardar hasta siete días.

La única forma de saber si ya están listas es abrir el frasco y probarlas.

Es preferible consumir las verduras no mucho después de fermentarlas, pues con el tiempo se suavizan demasiado y dejan de estar crujientes.

La importancia de la flora intestinal

¡El intestino está repleto de bacterias!

La flora intestinal influye muchísimo en la salud

De un vistazo:

Puede parecerle extraño, pero es bueno que nuestro cuerpo esté repleto de bacterias buenas, ya que estos componen la flora intestinal o también llamada microbioma.v

¡Aunque usted no lo crea! Las bacterias benéficas realizan múltiples funciones que ayudan a nuestro cuerpo a estar sano física y mentalmente.

Conoce los aspectos que pueden dañar a las bacterias intestinales benéficas.

¡Así es! El cuerpo está repleto de bacterias inclusive te sorprenderá saber que 90% del material genético contenido en el cuerpo es de las bacterias que habitan en el intestino, las bacterias superan a las células en una proporción de 10 a una.

Las bacterias benéficas conforman nuestra flora intestinal y nos aportan grandes beneficios como:

  • Fortalecer el sistema inmune y combatir infecciones
  • Absorbe los nutrientes de los alimentos
  • Equilibra al sistema nervioso y sirve como fuente de neurotransmisores
  • Desintoxica al organismo de metales pesados y otras sustancias químicas
  • Suministra vitaminas
  • Ayudan al sistema inmune a distinguir patógenos (microbios que causan enfermedad)

En muchos sentidos la salud esta determinada por la flora intestinal, tanto la salud física y emocional, además de prevenir enfermedades crónicas.

Cuando los microbios intestinales abundan, trabajar sin cesar para promover la capacidad del organismo de sanarse a sí mismo.

¡El intestino es nuestro segundo cerebro!

Todos hemos experimentado una sensación extraña en el estómago cuando estamos nerviosos, estreñimiento o diarreas cuando estamos estresados o algo nos preocupa.

Pues la influencia es mutua los problemas intestinales también tienen impacto en la salud mental.

¿Cómo saber si tenemos deficiencia de bacterias intestinales buenas?

Los siguientes síntomas son signos para autoevaluar si nuestro microbioma no es ideal:

  • Gases y distensión abdominal
  • Insomnio
  • Antojos dulces
  • Estreñimiento o diarreas regulares
  • Fatiga
  • Náuseas
  • Dolores de cabeza
  • Infecciones frecuentes
  • Obesidad: Los estudios señalan que la gente tiende más a subir de peso cuando su flora intestinal no logra descomponer los alimentos de forma eficiente.

¿Cómo recuperar el equilibrio bacteriano?

Repoblar con frecuencia el intestino con bacterias benéficas puede ser crucial para prevenir casi todas las enfermedades, desde catarros, gripas e influenza, hasta trastornos autoinmunes, problemas psiquiátricos y cáncer.

Mejorar la salud del sistema digestivo es un proceso sencillo y no requiere de ningún esfuerzo basta con evitar azúcares y alimentos procesados.

Incluye en tu dieta alimentos fermentados preparados de forma convencional sin pasteurizar como las verduras ralladas y fermentadas y los lácteos como el yogurt natural hecho en casa.

Evita a toda costa las versiones pasteurizadas, pues éstas destruyen buena parte de los probióticos. Esto incluye la mayoría de los yogures “con probióticos” que se encuentran en las tiendas y supermercados. Además, contienen azúcares añadidos, jarabe de maíz alto en fructosa y colorantes o endulzantes artificiales, todo lo cual no hace más que dañar la salud.

Las verduras fermentadas son una excelente fuente de bacterias benéficas además de ser fáciles y económicas de preparar.

Lo que no sabias acerca de las verduras

Vegetales

Las Verduras

¿Deberias comer verduras todos los dias?

De un Vistazo

Intercambia los alimentos procesados y azucarados por productos saludables

Se ha comprobado que la hipertensión es causada por no cuidar la proporción de sodio y potasio que se consume

Verduras crudas, jugos verdes, verduras fermentadas

¿Por qué consumir verduras es importante?

  • Te hacen sentir satisfecho.
  • Contienen muy pocas calorías.
  • Aumentan la ingesta de fibra diaria, nos aportan fitonutrientes y potasio.

 

Comer verduras puede prevenir la hipertensión

Durante años se nos ha dicho que la hipertensión es causada solo por el alto consumo de sodio, sin embargo, actualmente se ha descartado esta idea. En realidad, la hipertensión es causada por una combinación de exceso de sodio y carencia de potasio.

Una gran recomendación es consumir sal de Himalaya, aporta poca cantidad de sodio, gran cantidad de potasio y otros minerales.

Nuestro cuerpo ha evolucionado tanto que requiere más cantidades de potasio, pero esto no requiere tanto esfuerzo ya que lo único que se debe de hacer es eliminar los alimentos procesados de la dieta (estos contienen demasiado sodio) e incluir las verduras diariamente.

¿Qué verduras se recomienda consumir?

Todas las verduras son buenas, pero aquí te va un consejo: Entre más oscura sea, más nutrientes contiene.

Otro punto importante que debes cuidar es consumir verduras de preferencia orgánicas, puedes obtenerlas de productores locales, pero si te parece un problema conseguirlas cualquier verdura es mejor que nada, sin embargo, debes lavarlas muy bien o en caso de que se pueda retirar la cáscara hazlo.

Un tip para desinfectar de manera segura tus verduras:

Lávalas en un recipiente con agua con 100 a 200 ml de vinagre destilado.

Formas de consumir verduras 

Jugos verdes

Es una manera muy fácil de agregar verduras a tu dieta. También es una excelente fuente de agua estructurada. Elije el equipo correcto para preparar tus jugos de verduras se recomienda un extractor de prensado por compresión en frío.

En Crudo

Los alimentos al ser expuestos al calor pierden micro nutrientes, consumir verduras en su estado natural, nos garantiza que estamos consumiendo todas las vitaminas, los minerales y sobre todo la fibra.

Fermentadas

No solo nos aporta los nutrientes de las verduras, si no que contienen una gran cantidad de bacterias benéficas que ayudan a mejorar el sistema inmune, la digestión y multiplica la flora intestinal benéfica. Es muy sencillo y económico prepararlas.

Referencias

http://advances.nutrition.org/content/5/6/712.full

http://www.saldelhimalaya.com

https://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2014/08/25/relacion-sodio-potacio.aspx