La realidad de los aceites vegetales

¿Aceites vegetales?

¿Son saludables?

Las grasas son un macro-nutriente indispensable para el buen funcionamiento del organismo, son la principal fuente de energía para el cuerpo y ayudan en el transporte y absorción de las vitaminas liposolubles A, D, E y K. Sin embargo, hay unas grasas más buenas que otras.

En esta ocasión nos enfocaremos en hablar acerca de los aceites vegetales. Los aceites vegetales son sustancias extraídas de las semillas u otras partes de las plantas, principalmente de: girasol, soya, palma, maíz, cártamo, canola y más.

Mucho se ha dicho que son la mejor opción para cocinar por su origen “natural” y ser grasas poliinsaturadas. Utilizar aceites vegetales es una práctica cada vez más habitual para cocinar, además son muy accesibles por su bajo costo.

Razones por las cuales los aceites vegetales son dañinos para la salud:

  • La mayoría de los aceites vegetales están hechos de cultivos transgénicos altamente procesados.
  • Otra razón es que los aceites vegetales son ricos en grasas omega 6 el cual causa inflamación dentro de nuestro organismo y aumenta el riesgo de muchas enfermedades degenerativas.
  • Al momento de ser calentados, especialmente en altas temperaturas, se convierten en productos de oxidación.
  • Pueden convertir el colesterol bueno en colesterol malo por medio de la oxidación.
  • A medida que el aceite se calienta y se mezcla con el oxígeno, se hace rancio, no debe ser consumido ya que causa directamente enfermedad vascular.
  • Los ácidos grasos poliinsaturados tienen enlaces altamente perecederos que reaccionan con el oxígeno, esto crea una avalancha de radicales libres que convierte los ácidos grasos normales que hay en el cuerpo en peligrosas moléculas de gran energía que se comprime alrededor, y que causan estragos de manera similar a los de la radiación.

En resumen:

El aceite que dice ser “100% vegetal”, es una mezcla de los restos de otros aceites y posee un poder químico altamente reactivo, muy oxidante que compromete la salud y genera niveles elevados de inflación y radicales libres. Las semillas o vegetales no son grasosos por naturaleza.

¿Cual es el aceite ideal para cocinar?

Otro de los aceites vegetales más populares es el aceite de oliva (proveniente del prensado de la aceituna la cual si es aceitosa).

Es una grasa monoinsaturada, sin embargo, no es recomendada para cocinar, solo debe consumirse en frió (regularmente se usa en ensaladas).

Debido a su estructura química la exposición al calor hace que sea muy susceptible al daño oxidativo. Hay que tener mucho cuidado y mantenerlo en un lugar fresco y oscuro, debe asegurarse de tapar bien la botella después de usarlo ya que cada vez que el aceite esta expuesto al aire y/o a la luz se oxida.

Las grasas saturadas son la mejor opción para cocinar.

Actualmente se ha comprobado que las grasas saturadas no son malas, al contrario, tienen muchos beneficios para la salud cerebral e inmunológica. La dieta ideal para que nuestro organismo funcione correctamente debe ser alta en grasas y moderada en carbohidratos.

El aceite de coco y la grasa animal (manteca) son las mejores grasas para cocinar ya que son estables, duraderas y son menos susceptibles al daño por el calor.  No se oxidan ni si quiera al estar expuestos a temperatura ambiente.