¡El intestino está repleto de bacterias!

La flora intestinal influye muchísimo en la salud

De un vistazo:

Puede parecerle extraño, pero es bueno que nuestro cuerpo esté repleto de bacterias buenas, ya que estos componen la flora intestinal o también llamada microbioma.v

¡Aunque usted no lo crea! Las bacterias benéficas realizan múltiples funciones que ayudan a nuestro cuerpo a estar sano física y mentalmente.

Conoce los aspectos que pueden dañar a las bacterias intestinales benéficas.

¡Así es! El cuerpo está repleto de bacterias inclusive te sorprenderá saber que 90% del material genético contenido en el cuerpo es de las bacterias que habitan en el intestino, las bacterias superan a las células en una proporción de 10 a una.

Las bacterias benéficas conforman nuestra flora intestinal y nos aportan grandes beneficios como:

  • Fortalecer el sistema inmune y combatir infecciones
  • Absorbe los nutrientes de los alimentos
  • Equilibra al sistema nervioso y sirve como fuente de neurotransmisores
  • Desintoxica al organismo de metales pesados y otras sustancias químicas
  • Suministra vitaminas
  • Ayudan al sistema inmune a distinguir patógenos (microbios que causan enfermedad)

En muchos sentidos la salud esta determinada por la flora intestinal, tanto la salud física y emocional, además de prevenir enfermedades crónicas.

Cuando los microbios intestinales abundan, trabajar sin cesar para promover la capacidad del organismo de sanarse a sí mismo.

¡El intestino es nuestro segundo cerebro!

Todos hemos experimentado una sensación extraña en el estómago cuando estamos nerviosos, estreñimiento o diarreas cuando estamos estresados o algo nos preocupa.

Pues la influencia es mutua los problemas intestinales también tienen impacto en la salud mental.

¿Cómo saber si tenemos deficiencia de bacterias intestinales buenas?

Los siguientes síntomas son signos para autoevaluar si nuestro microbioma no es ideal:

  • Gases y distensión abdominal
  • Insomnio
  • Antojos dulces
  • Estreñimiento o diarreas regulares
  • Fatiga
  • Náuseas
  • Dolores de cabeza
  • Infecciones frecuentes
  • Obesidad: Los estudios señalan que la gente tiende más a subir de peso cuando su flora intestinal no logra descomponer los alimentos de forma eficiente.

¿Cómo recuperar el equilibrio bacteriano?

Repoblar con frecuencia el intestino con bacterias benéficas puede ser crucial para prevenir casi todas las enfermedades, desde catarros, gripas e influenza, hasta trastornos autoinmunes, problemas psiquiátricos y cáncer.

Mejorar la salud del sistema digestivo es un proceso sencillo y no requiere de ningún esfuerzo basta con evitar azúcares y alimentos procesados.

Incluye en tu dieta alimentos fermentados preparados de forma convencional sin pasteurizar como las verduras ralladas y fermentadas y los lácteos como el yogurt natural hecho en casa.

Evita a toda costa las versiones pasteurizadas, pues éstas destruyen buena parte de los probióticos. Esto incluye la mayoría de los yogures “con probióticos” que se encuentran en las tiendas y supermercados. Además, contienen azúcares añadidos, jarabe de maíz alto en fructosa y colorantes o endulzantes artificiales, todo lo cual no hace más que dañar la salud.

Las verduras fermentadas son una excelente fuente de bacterias benéficas además de ser fáciles y económicas de preparar.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario