Dormir bien complementa la salud

De un vistazo:

Dormir es importante para complementar la salud mental y la salud en general. 

No dormir bien puede traer muchos problemas de salud desde pequeños como mala memoria, desconcentración y estrés, hasta problemas graves como desarrollo de cáncer y muerte prematura.

Realice pequeños cambios que le ayudarán a conciliar el sueño y dormir las horas recomendadas.

El sueño es uno de los grandes misterios de la vida

A pesar de las muchas investigaciones aun no hay un motivo exacto del por qué necesitamos dormir, pero lo que si es seguro es el papel que desempeña el sueño en la salud mental y complementa la salud en general.

Dormir bien se ha vuelto un privilegio en esta vida moderna, todos dormimos menos de lo que necesitamos y no nos damos el tiempo de dedicar unos momentos de relajación antes de ir a la cama, ir a la cama a la misma hora y dormir temprano.

Sin embargo, a pesar de que dediques el tiempo o hagas lo posible por conciliar el sueño y dormir toda la noche sin interrupción hay factores como el estrés y la luz, que no permiten que dormir bien sea posible.

No dormir puede causar grandes problemas de salud y afectar el desempeño a lo largo del día.

Consecuencias de no dormir bien

Mala memoria y concentración: Después de una noche de mal sueño todos hemos experimentado una dificultad para recordar detalles, pues se ve afectada la capacidad de pensar con claridad y disminuye la capacidad para resolver problemas.

Estrés: No dormir bien aumenta los niveles de corticosterona una hormona liberada junto con el cortisol en casos de estrés, ocasionando que el ritmo cardiaco se acelere, aumenta la presión arterial, tensa los músculos y ralentiza la digestión. El estrés también es causante de varios problemas de salud, incluyendo:

  • Dolores de cabeza
  • Estreñimiento
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Hipertensión
  • Obesidad

Aumento de peso: Cuando se duerme poco, se disminuye la producción de leptina (hormona que induce saciedad) y aumenta la ghrelina (hormona que induce el apetito), esto hace más difícil la pérdida de peso.

Debilitamiento del sistema inmune: Dormir mal aumenta la probabilidad de enfermarnos. Investigaciones recientes señalan una conexión entre el ritmo circadiano (reloj natural del cuerpo que marca los periodos de sueño y vigilia) y la actividad de ciertos genes que ayudan a detectar y combatir virus y bacterias.

Envejecimiento acelerado: No dormir suficiente también contribuye a el envejecimiento prematuro. Esto es por que durante el sueño profundo se libera la hormona del crecimiento humano la cual nos ayuda a vernos y sentirnos mas jóvenes.

Desarrollo de cáncer: Dormir mal aumenta la probabilidad de desarrollar cáncer, esto se puede deber a que la melatonina, una hormona que ayuda a regular el sueño parece tener propiedades anticancerígenas

Muerte prematura: La falta de sueño altera el reloj maestro del cuerpo; el ritmo circadiano. Las alteraciones del ritmo circadiano influyen en el aumento de peso, trastornos del estado de ánimo, cardiopatías y muchos problemas de salud. Las personas con insomnio tienen más probabilidad de morir en forma prematura.

¿Qué hacer para dormir bien?

Dormir bien requiere constancia, las horas perdidas de sueño no se recuperan, de manera que no sirve de nada dormir más en fin de semana con el fin de recuperar el sueño de las desveladas entre semana.

En general se recomienda acostarse temprano para dormir lo suficiente entre 7 y 8 horas diarias, sin embargo, la mayoría alcanza apenas el mínimo.

Para poder dormir bien tenemos que afinar nuestro ritmo circadiano, cada célula y tejido del cuerpo tiene su propio ritmo de 24 horas determinado por un reloj maestro del cerebro: un conjunto de células conocidas como núcleo supraquiasmático.

El cuerpo humano esta sincronizado con la luz del día para estar despiertos y la oscuridad de la noche para dormir.

Sin embargo, actualmente nos desvelamos y estamos rodeados de luz artificial (televisión, lamparas, celular) esto engaña al reloj maestro y le hace creer que es de día cuando en realidad es de noche, por lo que no envía la señal de dormir.

Recomendaciones:

Limita el uso de dispositivos electrónicos por las noches ya que pueden alterar el ritmo circadiano. Hay aplicaciones para los dispositivos que filtran la luz azul de las pantallas, ajusta el brillo y la tonalidad según la hora del día.

Oscurece tu habitación lo más que puedas con cortinas oscuras, procura que la luz del reloj sea roja y que esté lejos de tu rostro o puedes usar un antifaz para dormir.

Elimina las distracciones de tu recamara (pueden ser aparatos o cosas que transmitan alguna luz o sonido), permite que tu habitación sea exclusiva para descansar

Sé constante, ve a dormir a la misma hora y diseña una rutina diaria para antes de dormir como hacer estiramientos, ejercicios de respiración, leer, etc. Apégate a esta rutina lo más que puedas para que se transforme en un hábito.

Referencias

Libro: “Sana sin esfuerzo, los 9 pilares de la salud”

Autor: Joseph Mercola

Editorial: Penguin Random House, edición 2017

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario